Según el último pronóstico de Gartner, Inc., se espera que el gasto mundial en IT aumente a 3,8 billones de dólares en 2019. Un 3,2 % más que en 2018.

En respuesta al crecimiento del mercado, el outsourcing ha demostrado ser la estrategia preferida por muchas empresas, principalmente por la excelente efectividad y por la optimización de costes que aporta. Es fácil entender porqué.

Ahorra tiempo.

La creación de una aplicación es una tarea tremendamente laboriosa que requiere mucho tiempo, talento especialista y una implementación en varias fases. Subcontratarlo a una consultoría tecnológica como Unimedia Technology, significa que solo se tendrá que preocupar de observar el proceso de trabajo, ganando un tiempo muy valioso para dedicar a desarrollar su negocio.

Podrá acceder a la experiencia de profesionales en un área de mercado del negocio, en el que ellos sí son especialistas.

La consultoría adecuada, aportará a su proyecto y compañía una profunda experiencia, que se traducirá en un óptimo producto final. Teniendo en cuenta la complejidad técnica de su proyecto, contratar los servicios de un profesional adecuado puede marcar la diferencia entre una «aventura a ciegas» o un viaje bien planificado, rápido, cómodo y sin turbulencias.

Sin problemas logísticos

El tamaño y la complejidad de su proyecto son directamente proporcionales a la cantidad de desarrolladores a tiempo completo necesarios para el trabajo. Cada miembro del equipo necesitaría de espacio de oficina y ordenadores para trabajar (aparte de otros aspectos laborales), la subcontratación libera de éstos y muchos otros problemas logísticos y administrativos.

Facilmente adaptable

La externalización del desarrollo de su aplicación, le aporta mayor flexibilidad y escalabilidad. Podrá ampliar o reducir recursos según las necesidades de cada momento, pudiendo suscribir una relación a largo plazo opcional si fuera necesario.

Tiene un buen retorno

Si comprendemos los beneficios anteriormente descritos ¿por qué va a pagar más de lo que necesita? Montañas de horas programando y testando la aplicación en desarrollo agotará muchos de sus recursos, sin contar la configuración de recursos técnicos por contratación. Cuando subcontrata, todos estos gastos generales se pueden minimizar considerablemente.

En el mundo de la empresa puede haber enormes diferencias de enfoque si comparamos una gran empresa con una más pequeña, pero en el outsourcing convergen los mismos beneficios de negocio tanto para unos como para otros.